Buscar

Out 27!

No existe deporte con más estadísticas que el béisbol: "Después del último out, el juego apenas comienza".

Primer pitcheo!

“Soy un amante profundo del juego de béisbol. Me enamoré de este increíble deporte hace más de una década y llevo más de la mitad de los años que he vivido estudiándolo, generando estadísticas y viviendo apasionadamente cada instante que nos ha unido pitcheo a pitcheo”.

“Béisbol…!Eres tan sensacional!… Que ningún juego se parece al otro; que ninguna jugada es igual a la anterior o a la siguiente; que sabemos cómo comenzará, pero hasta el out 27 o final no se sabe nada –nada está seguro–. Es por eso que, sin dudar, me apasiona tanto este deporte que, por más que lo estudies, no terminas nunca de aprender de él… Yirsandy!

Entrada destacada

Out27!: Hazañas en el diamante, ¿sepultadas en el olvido?

Omar Linares ha sido el pelotero más completo desde 1962 a la fecha. Foto: Getty ImagesDurante este viernes, cuatro de los que se podrían categorizar entre los 20 momentos más interesantes de la historia de la pelota cubana, pasaron desapercibidos por nuestros principales medios, ¡y de qué manera!

Un hecho tan importante como el debut de la novena de Industriales —ganadores de más trofeos con 12—, para muchos el equipo “insignia” de la pelota cubana, cumplió su aniversario 54. La celebración pasó por la vista de los lectores y televidentes, como aquellas relampagueantes combinaciones short stop-segunda de Tony González y el “Yayo” Linares, Rodolfo Puente y Rey Vicente Anglada, o Germán Mesa y Juan Padilla.

Industriales, Campeón de la pelota cubana en 2010

Aquel estreno de los azules fue acuñado por el estelar pitcheo del industrialista Rolando Pastor, que salió ganador frente al zurdo Franklin Aspillaga, de Occidentales, durante un duelo celebrado en el estadio Latinoamericano con pizarra de 8-2.

En la misma fecha, pero de 1979 (16 años después), el parque Calixto García Íñiguez de la Ciudad de Holguín, era inaugurado para acoger a millones de fanáticos en su extenso graderío, con capacidad para alrededor de 20 mil espectadores. Para beneplácito de la fanaticada holguinera, 23 años más tarde, el 28 de junio de 2002 su plantel se coronó con el título en la 41 Serie Nacional de Béisbol.

Desde entonces, los Cachorros de Holguín solo han podido clasificar a los play off en una ocasión (48 Serie en 2008-2009), y fueron barridos (4-0) por los Tigres de Ciego de Ávila. ¿Podría pasar desapercibido tan único y especial momento?

Para no irnos tan lejos del 2002, es válido detenernos en el día 10 de febrero. Eso, por dos razones de peso enorme… por dos heroicidades que merecen un aplauso cerrado: El jonronazo 400 de Omar Linares, y la segunda ocasión en que un pelotero conectó dos cuadrangulares en el mismo inning, honorable marca impuesta por el santiaguero Fausto Álvarez.

El récord de Linares, para muchos —dentro de los que me incluyo— el beisbolista cubano más inmenso y único de 1962 a día de hoy, descansa entre los más ilustres y colosales de todos los tiempos. “El Niño Linares”, como fue apodado por debutar con apenas 15 años, es uno de tres bateadores con 400 o más cuadrangulares en las Series Nacionales, solamente superado por la fuerza indomable del matancero Lázaro Junco (405) y el “plus” excepcional del “Tambor Mayor”, Orestes Kindelán Olivares (487).

Así pues, para coronar un día tan cargado de simbolismo y derroche de clase, el inolvidable “17” de la Aplanadora santiaguera, sopló dos bambinazos en el segundo capítulo ante los serpentineros de Matanzas, para así rubricar sello de siete remolcadas en un mismo inning.

Dicha huella fue mordida por los spikes de Alexei Bell, otro indómito, cinco años después, cuando el toletero botó dos pelotas con las bases llenas en el mismo primer episodio del día inaugural.

Serie Caribe Béisbol

¿Será que la efervescencia de la recién terminada Serie del Caribe de Béisbol vetó a nuestros analistas, comentaristas, periodistas e historiadores a dejar escapar estos sucesos sin igual?

Seamos eco de nuestra gloriosa historia, ese será el camino más soberano en la carrera de querer ayudar al béisbol nuestro, que tantas emociones nos ha regalado, cuando no pocos imaginaron que la pelota Revolucionaria no alcanzaría a seducirnos.

Hay suficiente tela por donde cortar, y ojalá aparezca ya la tijera que mastique estos fallos, antes de seguir dejando escapar suspiro a suspiro una historia rica que es idiosincrasia. Lo mío primero, vengo viendo y escuchando esa frase desde que intentaba empinar papalotes con javitas. Por eso siempre digo que sí se puede, y en momentos así es cuando creo que la balanza de la razón se inclina hacia todos los que, por siempre, cuidaremos y estaremos dispuestos a abogar a gritos por salvar nuestro principal pasatiempo.

¿Foul o buena?… Me apena decirlo, pero así fue: el jonrón del viernes, forjado con la madera de la grandeza, el swing inmortal de un récord y el valor inestimable de una hazañas dentro del diamante, salió buena, como gigantesca y especial conexión que es… Sin embargo, con nuestros vientos de cuaresma, por esta vez —y espero que solo por este instante así sea— lo ahuyentamos a zona foul.

Out27!: ¿FOULS?

roel-santos-foto-espn-diseno-yirsandy-rodriguezBasta con que se conforme un equipo Cuba, para que la polémica se active como la voz de play ball, en un debate eterno de esquina a esquina en nuestro verde caimán.

Por esta vez, la problemática vuelve a ser la misma en boca de la afición, partiendo de la selección cubana al IV Clásico Mundial de Béisbol.

La situación no es nueva, ni mucho menos, pues es bien normal que la breva de la discrepancia beisbolera se encienda cuando se da a conocer quiénes serán los representantes a cada evento internacional. Esta vez, la exigente cita se trata del torneo más fuerte en el cual se hayan convocado jugadores por países, la fórmula perfecta para suplir la desaparición del deporte de las bolas y los strikes en las Olimpiadas.

Así pues, se me antojan algunas críticas (o variantes) en cuanto a la conformación de la novena, donde Frederich Cepeda estará por cuarta ocasión en el Clásico Mundial —uno de 44 peloteros con posibilidades de sumar las cuatro participaciones—. En tanto, el jardinero Alfredo Despaigne y el lanzador Vladimir García se asomarán por tercera vez. Con dos participaciones, cierran fila el receptor Frank Camilo Morejón y los serpentineros Miguel Lahera y Jonder Martínez.

Vamos al grano: ¿Cuáles fueron las inconformidades, puntos titilantes y escaramuzas que me arrojó la conformación final del roster? Aquí les van…

Un solo intermedista, ¿será esta un arma de doble filo?: Con Carlos Benítez en el segundo cojín, Cuba corre el riesgo de tener que utilizar en algún momento a otro pelotero en la intermedia. Eso, por disímiles razones como lesión, bajo rendimiento, ajustes defensivos. Para no navegar en las aguas de la improvisación, Cuba debería haber utilizado a Dainier Gálvez o Juan Carlos Torriente. Ya en la pasada Serie del Caribe de béisbol polvorearon las fisuras de roster, donde se incluyeron tres torpederos y solo jugó Alexander Ayala a tiempo completo.

En el 4×3… fuera Julio Pablo: En aras de optimizar la alineación y el trabajo defensivo, los técnicos que “conformaron” la nómina cubana gritaron por los servicios de Roel Santos, Víctor Víctor Mesa, Yoelquis Céspedes, Frederich Cepeda y Alfredo Despaigne. Los dos últimos, no tiene discusión alguna, pues serían postes en el line up. Entonces, en una lista donde el guantanamero Julio Pablo Martínez encandilaba como el más completo, terminó quedando fuera. ¿Y por qué el más completo? Analicemos. En defensa, todos son sobresalientes encima de la liga, aunque Santos, en cuestiones de potencia en el brazo es el más rezagado.

Con el madero, Julio Pablo suele tener más poder ocasional en este grupo, al igual que Yoelquis Céspedes, aunque Víctor Víctor golpeó en su mejor temporada y los superó a todos con slugging de .539. No obstante, Martínez lideró en estadísticas no miradas por los entrenadores del presente como WAR ofensivo (7.7), OPS+ (148), y combinó la velocidad de piernas (24) robos con paciencia en el home al tomar 52 pasaportes. ¿Qué le faltó a Julio Pablo? Quizás batear en la final, pero él fue uno más de los corderos que fueron mansos ante el lazo tenaz del pitcheo de Granma.

¿Con quién se quedan ustedes? Mis jardineros hubiesen sido estos: Julio Pablo Martínez, Víctor Víctor Mesa y Yoelquis Céspedes.

¿Olor a improvisaciones?: No le veo el ángulo todo favorable a incluir dos antesalistas (Yurisbel Gracial y Jefferson Delgado) y un solo camarero (Carlos Benítez) en la plantilla. Durante casi toda la 56 Serie Nacional, Gracial jugó en el campo corto, siendo un tercera base natural. Su inclusión derivó en la despedida de Yunior Paumier que, a mi consideración, cabía (en mi selección) por su capacidad para fildear en la esquina caliente, el campo corto y hasta en segunda si se hace necesario.

Lo cierto es que, como un hit, la conformación del roster cubano a un evento tan exigente como el Clásico Mundial, podría abrirse a ‘foul’.

¿Quién tiene la verdad absoluta? Nadie. ¿Cómo coincidir criterios?… Jamás: Si no fuera así, no estuviéramos debatiendo a lo cubano de pelota.

“MI MIMA”

IMG_20170211_025045.JPG

(Dedicado a mi abuela “Mima”… MI Motor impulsor, MI abuela adorada… MI vida…)

Mi abuela “Mima” tiene 77 años y es la mujer más linda del mundo. Ella es mi ejemplo a seguir, ingeniosa constructora en mis días, del ímpetu, la laboriosidad y el amor, siempre inculcándomelo de la manera más sagaz, intrépida y sencilla del mundo.

“Mima”, no tiene pelos en la lengua, le encanta dar “chucho” y siempre tiene una sonrisa en los labios. Es una vieja linda, que aún conserva una que otra curva y un corazón más grande que el Universo entero.

Ante cada patada por el trasero de la vida, ella se ha paseado no con muchas canas, y sí con mucho valor. De hecho, me ha costado trabajo verla llorar y, sinceramente, no es porque se esconda para hacerlo, sino porque le ha sabido ganar un atajo al tiempo para beber de una manera hábil cada trago amargo. O sea, se ha burlado de los tropiezos del horizonte, y le ha puesto alas de hada a la difícil asignatura de vivir… de ver pasar los años.

Su mayor virtud es la de haber construido tanto amor, y el derecho que Dios le ha conferido es el que a muchos no les ha tocado disfrutar, o ni siquiera palpar: vivir varios años.

Mi vieja me dice que está cansada con una mirada sublime y la taza de café —o borrita, da igual— en la mano, pero se tira de la cama como una leona —mucho antes que algunas chiquillas de menos de 25 años, o menos de 15—, y va a buscar el pan nuestro de cada día, bota la basura y se actualiza con la Wifi de los viejos en la cola de la panadería.

Tradicionalmente, yo la espero en la barbacoa, tapado de pies a cabeza, y ella desde abajo siempre me da los buenos días con su manera tan elocuente de destaparme a gritos, que me suelen recordar “las mañanitas”.

Yo adoro a mi vieja. La persona más fuerte y frágil que conozco. Dulcera de pura cepa, jocosa y novelera, chismosa —como es normal en las mujeres de su edad, que pasan más tiempo en la casa que cualquiera de nosotros—, pero respetuosa y buena amiga. Obvio, ella es de la “vieja guardia”.

Cantante desde chiquita, aunque en aquella época de los años cuarenta era pobre y nunca pudo desarrollarse. De buen comer, aunque mejor picar y hablar. Adora los frijoles y la carne de puerto. Guajira, de Palma Soriano, como es de esperar, amante de los tamales, te da la vida por la sopa y regala una sonrisa por un vaso de leche antes de las 6:30 A.M., para prepararse su mejunje mañanero… Gentil, de buenas pulgas y apañadora, como madre y abuela al fin.

Mima es de buen corazón, y avariciosa solamente para no querer despegarse de la mesa, donde planchando para la calle se busca los kilos desde los 16 abriles, porque siempre es y será una mujer independiente. Mima tiene su capital, y como se dice en el argot popular, “mi viejita la lleva”.

En el día del amor, mi abuela, la persona más importante de mi vida junto a mi madre, el mayor regalo que me da es estar a mi lado, aunque sea para lanzarme un rafagazo de preguntas, cuando menos las espero, imbuido dentro de algún escrito, estadística o tema noticioso. Yo, como siempre, jamás RENUNCIARÍA a dejarla sola, porque somos una sola persona. Somos muy parecidos en nuestros sentimientos.

A veces somos como “perro y gato”, porque la regaño y le peleo, pero eso es simplemente gracias a que la tengo aquí conmigo.

Mi amor por esta personita siempre será eterno. Es que no sé vivir sin ella… Es que no sé qué sería de mi vida sin mi viejita.

Te amo Mima!… desde el 28 de julio de 1989 hasta la eternidad!

 

“Ado…, ado, ado”

280px-halebopp031197

Dedicado a mi amor, Ruth Soto Falcón, la primera crónica que escribo en mi blog, que no tienen ni “out” ni un “safe”… en el único partido que no tendrá el Out 27!

 

Desde bien temprano, mi Diosa me dio el de pie, y entre besos me tatuó los tres ados…

Su amor, la pasión que emite su voz, y el café que me desvela los sueños de un viril apasionado y loco enamorado… me dieron un de pié con el sol entre la almohada y mis ojos.

Y que son los tres ados…, algo así como una combinación que no tiene comparación porque, a decir verdad, en la vida se juntan bien poco, pasan como el Cometa Harlem y, créeme: “cuando te abraza, después que te aprietan como una ostra, cualquier cosa te puede suceder. Nada es tan especial, no vas a volver a tenerle miedo a la noche, entenderás que la distancia no existe, y que el límite no se puede tocar. O sea, el límite no existe; no interesa saber cuan lejos o cercsa está”.

Serás capaz de olvidar las fechas —quieras o no—, solo te interesará alimentar esos ados resabiosos y pedigüeños, y tu mundo se resumirá a una sola persona… Tu mente, lo hará todo mejor que nunca, tendrá la creatividad de Picasso, y la capacidad de enamorarnos como las historias de García Márquez.

Vivirá en cualquier lugar, se alimentará de cualquier cosa, y le importará un bledo tomar el café con una cucharada de azúcar, o soplarse la nariz en el medio de la calle…

La pasión será como las cuerdas del ring, donde tendrás que combatir –eso sí te toca— a la monotonía, pero, sin temor a equivocarme, si los ados están en tu ADN, siempre habrá un Harry Potter que tendrá un truco que te salvará…

Aun cuando navegues en las aguas más profundas y “negras”, el Jack Sparrow que todos tenemos dentro te ayudará para zarpar rumbo a la felicidad, porque de eso se trata, si de ados estamos hablando…

Como mismo entra el sol por la ventana, a día de hoy, no creo haber visto nada más sensacional que tus ojos y tus labios; “Wow”… !qué par!

img_20170213_192400

A día de hoy, no recuerdo –perdonen mi mala memoria, lo digo con todo sentido y seguridad— otros labios tan incensurables por los míos, como los tuyos…

A día de hoy, no sería el mismo imperfecto de siempre, cabal, sincero y poco complaciente si te sientas a ESCUCHAR que te diga lo que quieres, si no te dijera que te “AMO”… Que eres lo más bello y especial…, y que gracias a ti, da igual que día sea hoy, si 13, 14, 4, 28 o el 365 del año.

525285_363757193724854_989990792_n.jpg

Eso sí, aunque esté cans(ADO)… habrá espacio suficiente en mi corazón para ser apasion(ADO), aloc(ADO) y enamor(ADO), siempre de ti, porque no existe alguien que sea un espejo ante mis sentimientos, si de igualdad, reciprocidad y amor se trata.

“Siempre hemos sido, y lo seremos. Siempre me lo has desmotr(ADO) y hecho saber desde tus besos hasta la taza de leche antes de dormir. Por eso, corre el tiempo, y vuela un águila y otro por el mar, y sigo de ti enamor(ADO)”.

Te (ADO)ro, mi querer.

Alazanes de Granma: “ESTIRPE”

2017-02-10 06:24:24 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirsandy Rodríguez Hernández

Alazanes de Granma: Estirpe

Desde que cayó el out 27 del último juego de los Alazanes de Granma, he escuchado tantos elogios por su actuación, que el tropiezo no parecía —de hecho, jamás lo fue— una derrota en la Serie del Caribe de Béisbol.

Lo que cerró bordado como un revés final, para varios terminó siendo una gran victoria. Aun cuando la mira en el horizonte es muy, muy exigente: IV Clásico Mundial de Béisbol.

Fuimos superados, es cierto, pero por la mínima expresión si de estigmas beisboleros se trata. ¿Vergüenza por el revés? Para nada: Perdimos contra el más robusto de los representativos, unas Águilas de Mexicali que buscaban su quinto título en esta década del clásico caribeño.

¿Que pudimos llegar a la final?: El juego nos ofreció las mieles, pero no logramos exprimir las oportunidades. En un desafío decisivo, quizás nos faltó una que otra decisión arriesgada.

En las almohadillas, estas fueron las erratas: Víctor Víctor Mesa debió ser paciente en el inning de apertura, por tener en sus piernas la posibilidad de volar en el circuito. Más no lo fue. Yunior Paumier estaba fajado con el zurdo Miguel Peña, quien eliminó a Mesa Jr. con un sorpresivo disparo a la inicial. Luego, Paumier tomó base y Alexander Ayala (que estaba de 8-0 con corredores en posición de anotar) habría remolcado la primera anotación del juego con su doblete.

En el mismo episodio, Paumier tardó en decidirse por la carrera al plato tras el bounce entre tercera y short de Alfredo Despaigne, cuando había un out.

Es cierto, el contacto llegó al primer envío —quizás no estuvo preparado Paumier para poner el nitro rumbo a la goma—, pero el antesalista debió moverse hacia las paradas cortas para fildear la conexión, posición donde le hubiera sido bien incómodo girar para disparar al “home plate”.

Deslices en el plato

Luego de pegar para (.288), aunque lejos de la paciencia en el rectángulo, superados por átomos de agresividad —muchos más ponches (18) que pasaportes (4, la mitad de ellos a Despaigne)—, Cuba hizo una proeza al morder con sus spikes la hierba en las semifinales. Imagínense, de 46 corredores en posición de anotar, habíamos dejado de remolcar a 38, mientras teníamos a segundo y tercer madero (Ayala y Paumier) de 16-0 en dicha situación. Así que, al menos yo, me quedé con los deseos de ver el fresco madero de Carlos Benítez en la columna vertebral del line up.

A la defensiva…

Lo veo así: El error de Yunior Paumier, como fildeador al fin, no creo haya sido la principal razón por la cual perdieron los Alazanes. Pero, inevitablemente, la pifia que le abrió las puertas a otro cubano, Ronnier Mustelier, se recordará como un error imperdonable ante las Águilas de Mexicali. ¿Errar le habrá costado la inclusión en el Clásico Mundial al holguinero?… De manera general, tocamos el cielo en el fildeo (.984, 3 errores en 186 lances).

Las palmas al pitcheo

Las actuaciones de Lázaro Blanco superan cualquier otra entre los 30 lanzadores cubanos que se han subido a la lomita en los parques de la Serie del Caribe desde 2014. A su estilo, Blanco se mostró en una forma envidiable, lanzando como lo deberían hacer los ases de las rotaciones: imponente, con linaje monticular, controlado y con hambre.

También sobresalieron las actuaciones de Vladimir Baños, quien estuvo a punto de lanzar la primera blanqueada en Series del Caribe desde el 2000, y la de un cubano en 57 años (Camilo Pascual, con Cienfuegos). Vladimir García igualmente sopesó con holgura las costuras en cada envío, y únicamente Freddy Asiél Álvarez dejó a deber, tras ser vapuleado con los maderos del Zulia.

De manera general, el pitcheo cubano se fue del torneo como único equipo sin soportar que le sacaran la pelota del parque, en gran medida gracias a un jugador clave: Frank Camilo Morejón.

El receptor capitalino, que jugó para los Alazanes desde noviembre de 2016, jamás dejó escapar un disparo salvaje de sus serpentineros, y así Cuba se despidió de Culiacán sin un “wild pitch” en la hoja de anotación.

Coraje, entrega y retos

A diferencia de otros equipos cubanos que han participado en la Serie del Caribe desde 2014, la clase que vimos de los Alazanes de Granma es, precisamente, la que más aplaude el pueblo, y le deja una alegría inmensa a este redactor. Los pupilos de Carlos Martí rompieron la muralla del difícil primer juego, y se afianzaron como nunca con dos triunfos consecutivos.

Seguro varios coincidiríamos en esto: La actuación de los Alazanes de Granma, ha sido la más memorable de un equipo cubano en la Serie del Caribe desde el regreso al torneo en 2014, aun cuando los Vegueros de Pinar del Río sorprendieron con el título en 2015.

Llevar a nuestro conjunto luego de acabada la Serie Nacional, como todos los demás planteles, valió la pena. Mantener y respetar la plantilla del equipo campeón, nos rindió frutos. Reforzar el roster con quienes se lo ganaron de principio a fin, deberíamos mantenerlo.

¿Que este cuarto lugar nos supo a oro?… No nos debe quedar duda. Por esa combatividad y estirpe de campeones, nos hemos ganado la invitación a Barquisimeto 2018. Ojalá, en un futuro, probemos ser sede de esta cita beisbolera (la única liga que reúne a equipos profesionales), y de una vez formemos parte de la Confederación de béisbol del Caribe.

OUT 27!: Criollos devuelven el esplendor boricua

2017-02-08 07:13:00 / web@radiorebelde.icrt.cu / Yirsandy Rodríguez Hernández

Puerto Rico gana la Serie del Caribe de béisbol

Los Criollos de Caguas son los campeones en la edición 59 de la Serie del Caribe de béisbol, con éxito de 1-0 este martes ante las Águilas de Mexicali, para así apuntarse el primer título del club desde 1987.

El cetro alzado por el manager debutante en el torneo, Luis Matos, también borra una sequía puertorriqueña de 17 años sin obtener los más altos honores, desde los Cangrejeros de Santurce del 2000.

¡PLAY BALL!

Como casi siempre ocurre —para no pecar de absolutismo— cuando en un torneo (corto) de menos de cinco equipos el pitcheo se da como las hojarascas en el otoño, cualquier posibilidad tiene aquella novena que empine con mayor soltura el papalote de la ofensiva. Pues sí. Cuanto el pitcheo es piedra angular, no se necesita una ristra de carreras. A pura defensa y una que otra maquillada en el marcador, pisando la registradora por cualquier vía posible, el asunto está resuelto. Lo cierto fue que, Puerto Rico, a quien varios tildaron de “Cenicienta” del torneo antes y después de verlos anotar solo seis rayitas en tres choques iniciales —carburando lento y pésimos en los órdenes que equilibran a un conjunto en el juego—, se le dio la “data” beisbolera de resurgir gracias al formato de semifinales (insertado desde 2013).

Ganaron dos veces en un abrir (versus el decepcionante Dominicana) y cerrar de ojos (sobre los venezolanos). Anotaron 19 carreras en un santiamén, y a la mitad del pleito de ‘muerte súbita’ versus las Águilas del Zulia, ya las habían mandado a emigrar en la jaula llamada “favoritismo”. Como mismo les sucedió a nuestros Vegueros de Pinar del Río en 2015, la inspiración y el despertar de las armas se entrelazaron. Así pues, esta vez, otro eléctrico se planteó inundarle el barco a los mexicanos, quienes se veían ya en corrientes de coronar una dinastía. O lo mismo: su quinto título desde 2011 en las Series Mundiales caribeñas.

Siete serpentineros dispararon retos a la apagada plaga de bateadores que paseó por el home plate la noche del martes. Nueve entradas completas iban a los párrafos de la historia, y una friolera de diez hits, eran diseminados con todo letargo durante 59 turnos al bate por ambas escuadras. O sea, una guerra de los swings versus el aire, en el imponente y hermosísimo Estadio de Tomateros de Culiacán.

Tres encarnados pulsos (todo comenzó entre Adalberto Flores versus Héctor Velázquez) eran una encrucijada de colina a colina. Llovían los roletazos al infield, y para ver la “H” titilar en la pizarra de las Águilas de Mexicali, hubo que esperar a que Xorge Carrillo pellizcara cinco flechazos, en las profundas tenciones del octavo round. Entonces, algunos pesimistas presagiaban en su semblante un final como el de hacía exactamente cuatro años, cuando el jonronazo de Doung Clark (en el inning 18) detuvo el reloj después de siete horas y 22 minutos, para así darle la corona a los Yaquis de Ciudad Obregón.

Pero no era ese el capítulo que haría tendencia en las redes sociales tras el inesperado out 30. México jamás respondió, quedando limitado enfrente de las rabiosas llamas que salían de los brazos de Andrés Santiago y Miguel Mejías. La aparición en cinta del décimo episodio era suficiente para que los boricuas pusieran la única pisca de picante en casi tres horas: Yadiel Rivera sonó biangular al right field, con un toque mordió la antesala, y el elevado de sacrificio de Jonathan Morales puso color hormiga las esperanzas de los aztecas.

A las 00:05 de la medianoche, era el final… y entre silencios sepulcrales que abrazaban toda Sinaloa, se escuchaba de San Juan a Mayagüez: ¡Puerto Rico Campeón!

FINAL

Anotación por Entradas
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
C
H
E
CRIOLLOS DE CAGUAS
0
0
0
0
0
0
0
0
0
1
1
7
1
ÁGUILAS DE MEXICALI
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
0
4
1

 

G: Miguel Mejías (1-0)
P: Jake Sánchez (0-1)

CAMPEONATOS SERIE DEL CARIBE

República Dominicana: 19 cetros: (1971, 1973, 1977, 1980, 1985, 1988, 1990, 1991, 1994, 1997, 1998, 1999, 2001, 2003, 2004, 2007, 2008, 2010, 2011)

Puerto Rico: 15 cetros (1951, 1953, 1954, 1955, 1972, 1974, 1975, 1978, 1983, 1987, 1992, 1993, 1995, 2000 y *2017*)

México: 9 cetros (1976, 1986, 1996, 2002, 2005, 2011, 2013, 2014, 2016)

Cuba: 8 cetros (1949, 1952, 1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 2015)

Venezuela: 7 cetros (1970, 1979, 1982, 1984, 1989, 2006, 2009)

Panamá: 1 cetro (1950)

SERIE DEL CARIBE, CULIACÁN 2017

1- Puerto Rico (primer éxito de los Criollos de Caguas en 30 años).
2- México
3- Venezuela
4- Cuba
5- República Dominicana (segunda Serie del Caribe consecutiva que se despiden con 0-4)

OUT 27!: Play-by-play Final SDC PUR-MEX (5 primeras entradas)

Tomado de ESPNdeportes

Baja de la 5to

Puerto Rico 0

(2-3)

México 0

(4-1)

Cobertura: ESPN Dep

9:00 PM ET, 7 de febrero de 2017

1 2 3 4 5 6 7 8 9 R H E
PUR 0 0 0 0 0 0 5 0
MEX 0 0 0 0 0 0 0 1

Lanzador vs. Bateador

Flores (PUR): 4.2 EL, 0 CL, 0 K

Mustelier (MEX): 0-1

Refrescar: 30 | 60 | 90 | OFF
Ver: Jugadas | Lanzamiento por Lanzamiento Entrada: Todos | 1 | 2 | 3 | 4 | 5

ESPNdeportes: Cuba regresará a jugar en la Serie del Caribe 2018

Captura.JPG

CULIACÁN — Cuba jugará por quinto año seguido como invitado especial en la Serie del Caribe del 2018, que está programada para celebrarse en Barquisimeto, Venezuela, acordaron el martes las autoridades del béisbol de la isla y la Confederación de Béisbol del Caribe (CBPC), en el último día del clásico del 2017 en Culiacán, México.

Antes del inicio del campeonato en el Estadio Tomateros se había advertido sobre la posibilidad de que fuera el último de Cuba como invitado especial. En la Serie del Caribe compiten los equipos campeones de los torneos de béisbol invernal de República Dominicana, Puerto Rico, México, Venezuela y Cuba.

“Cuba aceptó seguir un año más en calidad de invitada especial, mientras trabajamos en completar el proceso para ser un miembro permanente de la confederación, con los mismos deberes y derechos que tienen todos los otros países que juegan en la Serie del Caribe”, dijo a ESPN Digital el presidente de la Federación Cubana de Béisbol, Higinio Vélez.

“Para nadie es un secreto que Cuba es atractivo que le gusta a todo el mundo, que trae taquilla, y hemos decidido participar en Barquisimeto el próximo año. Cuenten con Cuba, que estará presente”, dijo Vélez. “De aquí a allá nos queda un año de trabajo, de conversaciones y análisis y quizás se logre lo que queremos, que se apruebe en algún momento ser miembro pleno con todos los derechos y deberes”, agregó.
“No queremos nada exclusivo para Cuba, nada exclusivo para nuestros jugadores, sino lo mismo que tienen todos los otros equipos y los otros jugadores”, dijo Vélez.

Cuba dominó la primera etapa de la Serie del Caribe (entre 1949 y 1960), ganando siete de 12 versiones– incluyendo las últimas cinco–, pero abandonó la CBPC cuando el gobierno prohibió el deporte profesional, incluyendo el béisbol, tras el triunfo de la revolución en 1959.

La isla regresó al campeonato anual en el 2013, pero como invitada especial por un período de cuatro años, que concluyó en Culiacán. La CBPC y las Grandes Ligas de Estados Unidos, que tienen un acuerdo de cooperación, aprueban el regreso de Cuba como miembro permanente a la Serie del Caribe, pero cualquier acuerdo en ese sentido, debe ser aprobado también por el Departamento de Estado norteamericano, que es responsable de supervisar el bloqueo económico de la potencia mundial contra el país caribeño.

De Cuba conseguir su reingreso a la CBPC, entonces el siguiente paso sería reformar el orden de montaje de la Serie del Caribe desde el 2019 en adelante. Vélez reiteró que Cuba está preparada para montar la serie desde el 2020 si le tocara en el nuevo orden.

“Ya solicitamos por escrito ser miembro y montar la serie desde el 2020”, dijo Vélez. “Sería un gran regocijo, una gran alegría, para los cubanos. Una gran alegría para los jugadores, los fanáticos y el resto del mundo”, agregó.

Tomado de ESPNdeportes.com

OUT 27!: Mexicali por la gloria, Criollos con sed de éxitos

foto-1.jpg

México y Puerto Rico discutirán el cetro en la edición 59 de la Serie del Caribe de béisbol, Culiacán, Sinaloa, y en cuanto a los clubes que se medirán, hay algo que es difícil de creer: Las Águilas de Mexicali y los Criollos de Caguas se unen para una sequía de títulos de 61 años.

Los de Mexicali, subieron el cetro por última ocasión cuando eran dirigidos por Benjamín Reyes en Maracaibo-1986. Entre tanto, con la guía de Tim Foli y Ramón Avilés, los Criollos de Caguas conquistaron la cúspide en Hermosillo-1987.

Con relación a los trofeos por países, Puerto Rico no ve la luz desde el Santo Domingo-2000, con los Cangrejeros de Santurce. Aunque vale destacar, que son la segunda nación con más gallardetes (14) en la historia, por detrás de los (19) de República Dominicana.

Por otro lado, los mexicanos gozan de su momento más honorable en la historia del evento, luego de haber levantado la copa en cuatro de las últimas seis ediciones: Venados de Mazatlán-2016, Tomateros de Culiacán-2015, Naranjeros de Hermosillo-2014, y Yaquis de Ciudad Obregón en 2011 y 2013.

Los equipos mexicanos ganaron cinco veces (1976, 1986, 1996, 2002 y 2005) en sus primeros 30 años de participación en el clásico caribeño. Y de ganar la Serie Mundial Latinoamericana, obtendrían su sexto campeonato en la última década.

CAMINO AL TRONO

Los “picantes” mexicanos del mentor Roberto Vizcarra, han avanzado en pos del trono con récord de (4-1), luego de vencer 1-0 a Cuba en semifinales. Todo lo contrario le ocurrió a Puerto Rico (2-3), que se jugó su clasificación al desbancar por 10-2 a Tigres de Licey, de República Dominicana (0-4).

Durante la ‘muerte súbita’, los boricuas del piloto Luis Matos tenían que vérselas contra las Águilas del Zulia, que salían ampliamente favoritos. Pero el béisbol es impredecible, y los Criollos eliminaron convincentemente 9-6 al plantel venezolano, para así obtener la llave a la final.

Con una despiadada ofensiva, comandada por el bate inspirador del cubano Rusney Castillo y el poder de David Vidal (líder con 3 jonrones), los de Caguas borraron el mal sabor de tres tropiezos, en partidos donde anotaron solamente seis carreras. A diferencia de esa poca efectividad, ellos han pisado la registradora en 19 ocasiones durante sus más recientes dos decisiones.

EL ESPECTÁCULO

El estadio de Tomateros ha sido una excelente sede para convocar a una fanaticada amante al deporte de las bolas y los strikes, y las desbordantes asistencias a los encuentros —sobre todo, por supuesto, a los del equipo sede— hablan por sí solas. Antes de la jornada del lunes, habían conseguido pagar sus entradas 96, 569 aficionados. Y para el partido Cuba-México hubo un lleno rebosante de una concurrencia de 19, 1777 personas.

Este martes, sabremos quién ganará la edición 59 de la Serie del Caribe de béisbol, y solo dos podrían ser lo caminos: O México sigue sumando títulos a su hegemonía en el caribe, o Puerto Rico consigue colmar la copa de triunfos que no llena desde hace 17 años.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑